El Día Internacional de la Libre Determinación de los Pueblos el 23 de marzo de cada año, fecha propuesta a las Naciones Unidas por ser el día en que en el año de 1976 entró en vigor el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos el cual en su artículo primero establece el “Respeto al Derecho de todos los Pueblos al ejercicio de su Libre Determinación”.

En nuestro Continente Abyanáhuac también llamado América, en países como México, en los dos últimos siglos, la Libre Determinación se ha dado en un marco constitucional que reconoce y garantiza el derecho de los pueblos y las comunidades originarias a la LIBRE DETERMINACIÓN y en consecuencia a la AUTONOMÍA para decidir sus formas internas de convivencia y organización social, económica, política y cultural; para aplicar sus propios sistemas normativos en la regulación y solución de conflictos internos; y para elegir de acuerdo a sus normas, procedimientos y prácticas tradicionales, a las autoridades o representantes para el ejercicio de sus formas propias de gobierno interno y desarrollo integral; estableciéndose también su derecho a ser consultados y a ser asistidos por intérpretes y defensores con conocimiento de su lengua y cultura en caso necesario.

Sin embargo, la LIBRE DETERMINACIÓN o AUTONOMÍA, es también NUESTRO DERECHO CONSUETUDINARIO, es decir trasmitido oralmente por miles de años; un derecho válido POR USOS y COSTUMBRES, aunque no esté escrito, el cual tiene mayor peso que la ley, por ejemplo en la tenencia de la tierra. Pero, si todo está claro, si es un derecho reconocido a nivel internacional y está plasmado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ¿por qué se margina, se discrimina, se hostiga, se agrede y se intenta exterminar a las comunidades y pueblos originarios que deciden en los hechos ejercer su AUTONOMÍA? ¿Por qué la pretención del gobierno de verticalizar, subordinar e institucionalizar las Autonomías, si de todos modos termina declarándolas no válidas o ignorándolas? ¿Y por qué la imposición con el uso de la fuerza sobre todo en estos territorios, de los megaproyectos que lesionan la organización interna de los pueblos, destruyen la Naturaleza, amenazan la sobrevivencia humana y la vida como la conocemos en los ecosistemas y el planeta? Los procesos autonómicos en México, en el campo y la ciudad, se vienen construyendo de diferente manera de acuerdo con las formas de organización de cada pueblo, comunidad, barrio, colonia, ejido o paraje.

Haremos mención solo de algunos ejemplos, como los Municipios Autónomos en el 90% del territorio del estado de Oaxaca que se rigen por Usos y Costumbres; el Municipio Autónomo de Cherán en el estado de Michoacán; Ayutla de los Libres en el estado de Guerrero; San Dionisio y San Mateo del Mar en el Istmo de Tehuantepec; y por supuesto las Autonomías Zapatistas en el estado de Chiapas, que cuentan actualmente con 12 caracoles y 32 municipios autónomos que son territorios en resistencia y rebeldía con organización, gobierno y leyes propias y que no reciben presupuesto gubernamental ya que a lo largo de casi 30 años han creado sus propias formas de sobrevivencia en cuanto a alimentación, salud, educación, productividad y seguridad.

En tiempos tan difíciles como los que nos toca vivir en este año 2020 debido a la pandemia provocada por el virus COVID-19, además de la intensificación de la deforestación, los incendios provocados, la contaminación y el cambio climático, las AUTONOMÍAS que no son sino las formas tradicionales de organización comunitaria y de sabiduría ancestral que heredamos como hijos de los hijos de los Viejos Abuelos y que siguen vivas en nosotr@s, constituyen una reflexión muy importante y una alternativa real a considerar.

Si bien el Día Internacional de la Libre Determinación de los Pueblos se ha logrado con organización y lucha de los pueblos mismos y se ha podido plasmar en Convenios Internacionales con ciertos logros y libertades, hoy seguimos supeditados a las políticas del Gran Capital y nosotros desde el Valle de México decimos que tenemos que salirnos de las reglas que nos impone el Sistema Capitalista porque haciendo alusión a nuestro compañero Efrén Cortés del estado de Guerrero, no se trata de la toma del poder ya existente sino de crear uno propio con las bases que nos da la AUTONOMÍA; construir nuestro propio poder popular en una nueva forma de organización social basada en nuestra cosmovisión, educación, relación con la Naturaleza, medicina tradicional, economía y justicia. De generar un nuevo contrato social entre los pueblos del mundo que nos permita ser autónomos, ser libres, tomar nuestras propias decisiones, tener el control de nuestros bienes naturales y territorios en un respeto mutuo para una convivencia pacífica como habitantes del mundo.

La LIBRE DETERMINACIÓN de los Pueblos no va a ser posible mientras no construyamos lo nuestro y destruyamos el sistema actual, de otra manera las realidades van a seguir siendo en el futuro, muy similares y destructivas a las actuales en todo el planeta. Porque la idea es no caer nuevamente en el institucionalismo y formas ya probadas de control social dentro del Sistema Capitalista Neoliberal en el que hoy vivimos.

Para nosotros la AUTONOMÍA es ser libres, es ser pueblo, estar con el pueblo y construir juntos OTRO MUNDO POSIBLE.

Tlazokamati miac, ¡Ometeotl!.

coordinadoradepueblosdelorienteedomex@ hotmail.com / Facebook.com / @CPOOEM_ Edomex. (Extracto) https://www.youtube.com/ watch?v=XMnZ_0lScmg

 

En la frontera norte de México, el imperialismo ha extendido sus límites. A partir de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, hoy T-MEC, las empresas de Estados Unidos han tenido carta abierta para cruzar la frontera sin ninguna restricción, estas empresas instalan en México sus maquiladoras, la forma de explotación laboral favorita del imperialismo porque se realiza fuera de sus fronteras.

Las empresas maquiladoras llevan a México sus fábricas desarmables, su tecnología, su maquinaria, su materia prima y sus líneas de producción, la mayoría no paga impuestos de entrada ni de salida y los productos que se elaboran en las maquilas no son para la población mexicana, es decir, esas empresas no dejan nada, pero necesitan a los trabajadores para producir.

¿Cuál es su único compromiso? Pagar salarios a las y los trabajadores.

¿Por qué prefieren hacerlo más allá de sus fronteras?.

Porque pueden pagar salarios ridículamente bajos.

A las empresas trasnacionales como Lexmark, Kongsberg, Electrolux, que tiene maquiladoras en la frontera norte, no les importa si el salario que pagan a una trabajadora mexicana le alcanza para vivir, porque no es una consumidora de sus productos. Las maquilas de la frontera norte súper explotan a trabajadores y trabajadoras, es decir, no les pagan ni siquiera lo necesario para sobrevivir, e incluso suspendieron los salarios en plena emergencia sanitaria por la pandemia Covid.

Esta situación, lleva a las y los trabajadores de la frontera norte a la precarización pero a su vez, lleva a la organización. Desde 2019, se registró un incremento del movimiento obrero, con huelgas en fábricas y maquilas que dieron como resultado el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios, el único sindicato de lucha en la frontera norte, el único espacio que defiende trabajadores frente a las empresas trasnacionales que actúan impunes.

La abogada impulsora del sindicato, Susana Prieto Terrazas, hoy está presa.

Fue detenida por el gobierno del estado de Tamaulipas, acusada con delitos tan burdamente fabricados, que ni siquiera se pueden corroborar los hechos de los que se le acusa. Es evidente que su detención es una fabricación, incluso el presidente de México tuvo que aceptar públicamente que el motivo es una revancha política.

El trabajo de Susana Prieto, apoyando el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios, ha logrado crear la única fuerza política que defiende los derechos de los trabajadores y planta cara frente a las empresas extranjeras que hacen de la frontera norte su patio trasero de ensamblaje y que no representa ningún beneficio para México porque ni siquiera los salarios que pagan son dignos.

Eso no lo toleran las grandes empresas, que tienen al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, a su fiel servidor. Por eso Susana Prieto está presa sin ninguna justificación jurídica, la razón de su encarcelamiento es política.

Para las maquilas trasnacionales de la frontera norte, los trabajadores mexicanos son una mercancía más y otorgarles derechos significa pérdidas económicas. El trabajo del Sindicato y de Susana Prieto en defensa de los Derechos laborales en la frontera norte, es una importante resistencia los efectos nocivos de la lógica imperialista con que opera la relación económica entre México y Estados Unidos.

¡Llamamos a todas las organizaciones antiimperialistas a luchar por su libertad! ¡Libertad para Susana Prieto Terrazas! Coordinadora antimperialista de solidaridad con América Latina y el Caribe. (De su video)