por Julio Escalona

Los comunes, nos estamos empeñando en construir comunas. El Presidente Chávez dijo: comuna o nada. La nada nunca fue el horizonte de Chávez. Quizás quiso decir comuna o capitalismo, es decir, la nada, negación y destrucción de la humanidad, la democracia de los pueblos, las almas solidarias, la paz… La destrucción del planeta, la guerra, el hambre, la esclavitud, la sequía de la tierra y del alma humana.

Dicha afirmación no niega el complejo proceso hacia la construcción del socialismo ni lo reduce a la unidimensionalidad. Le da dirección. El socialismo tiene un profundo contenido es p i r i tual y cu l tural de reconstrucción de la vida y el vivir.

La Comuna Palito Blanco, en Zulia, ejemplo de cómo se va creando el poder pensar, soñar y hacer del pueblo, el vivir viviendo, creando, compartiendo: Planta Hugo Chávez de alimentos para animales 300T/día; 5 mil cerdos en producción y 200 madres reproductoras; 200 mautes y 100 vacas lecheras; 600 mil huevos/día y 200 mil pollos de engorde. Hay empresas de producción social directa comunal: transporte, construcción de viviendas, distribución de alimentos, etc. Una propiedad comunal donde todo se decide en asambleas de ciudadanas y ciudadanos.

En 2017, el ministerio de alimentación le suspendió la entrega de materias primas (maíz y soya), a pesar de estar al día con los pagos. Por qué… Esta comuna está atacada por grupos paramilitares que ya han generado muertos y heridos. Guerra silenciosa que generalmente no se reseña, pero mientras ataca comunas y a otros productores agropecuarios y pesqueros, intenta destruir el camino estratégico que nos permitirá ser una sociedad postrentista.

La alianza principal de Trump es con las clases que históricamente han dominado la sociedad venezolana: el comercio importador y la burguesía financiera, principales ejecutoras de la siembra del petróleo, que asociadas a la corrupción, han puesto al Estado a su servicio, parasitando la sociedad venezolana y siendo base de la agresión que enfrentamos: diplomática, económica, mediática, psicológica; uso de paramilitares y bandas criminales, que siembran el caos en campos y ciudades, ocupan fronteras, destruyen y tratan de tomar posesión de comunas, de la producción agropecuaria y pesquera y la amenaza de devastación mediante la fuerza militar.

Movimiento de la Peña del Bronx.

No se trata solo del DACA, TPS y de situaciones aisladas de grupos de inmigrant@s. Lo que verdaderamente se encubre es la existencia de 12 millones de inmigrantes censados en el 2006 por el mismo Gobierno. Esta es la situación no resuelta por los Gobiernos Demócratas y Republicanos. La otra farsa y Blablablá de demócratas y republicanos es que desde el 2006 hasta el 2019 han ingresado y viven en la clandestinidad en Estados Unidos (EU), más de diez millones de nuevos inmigrantes con sus familiares. Por tanto hoy sobrepasamos los 30 millones. A nivel Internacional, según la ONU, viven 300 millones de inmigrantes fuera de sus países de origen. Son los DESPLAZADOS POR LAS GUERRAS.EL HAMBRE E INVASIONES DE LOS EU EN ASFAGANISTÁN, IRAK, LIBIA, SIRIA Y ÁFRICA DEL NORTE.

Una gran caravana se viene desde todos los confines del universo y ahora POR LAS CRISIS ECONÓMICAS CREADAS POR LOS EU EN CENTROAMÉRICA Y OTROS PAÍSES DEL CONTINENTE. 

Tras esta realidad se monta el terror, el racismo, las persecuciones, encarcelamientos, deportaciones en contra de tantos seres humanos. Las razones económicas, sociales y militares son las ancestrales invasiones y actuales guerras en las que por todo el mundo se involucra el imperio a través de la OTAN y el Pentágono de los EE.UU. Imponiendo el terrorismo de estado, los asesinatos políticos, secuestros y torturas. Por tanto necesitamos hablar de más de 30 millones de trabajador@s inmigrantes a los que los Gobiernos demócratas y republicanos los usa políticamente, los encarcela, deporta y divide ofreciendo soluciones a media bajo iniciativas de terror y racismo. La actual situación de los Inmigrantes se suma a la situación económica social de todos los ciudadanos de los EU, el cual desde hace décadas vive grandes índices de pobreza y extrema pobreza, afectando particularmente a los pueblos Afrodescendientes y Latinoamericanos, el desempleo continúa estancado, los derechos constitucionales todos se presentan violados, aumentan los desamparados, presos sociales y políticos, una gran población vive en juicios y encarcelados. La delincuencia capitalista está desbocada y la corrupción hace estragos en todas las instancias del poder. Son 15 mil muchach@s quienes viven en jaulas y otr@s están desaparecid@s. Sobre esto existe silencio cómplices de demócratas y republicanos.

Trump: ni muros ni fronteras sirven para contener la inmigración mundial, solo un nuevo mundo y un nuevo poder popular cambiará las correlaciones de fuerzas entre ricos y pobres. El socialismo, aunque no le guste al presidente, es el único camino y sociedad de l@s iguales.

Ver la Imagen de esta realidad la situación particular de los inmigrantes es un descarado uso y abuso de la clase dirigente del Imperialismo. Los activistas sociales, de izquierda y revolucionarios en los EU deben asumir una lucha amplia por todas las reivindicaciones de los afectados por la opresión, explotación y racismo de la burguesía Anglosajona.

Debe unirse a nivel territorial, por Condado y Barrios en un Poder Popular Comunitario. Radicalizar el Movimiento Sindical y de todas las organizaciones sociales y políticas.

LA LUCHA ES LA SOLUCIÓN PARA TOD@S. LEGALIZACIÓN SIN DIVISIONES NI CONDICIONES.

Primero de Mayo: Hacia el 2020 a rearticularnos y unirnos a nivel Nacional e Internacional. LICENCIA PARA MANEJAR EN TODO EL PAIS AHORA. ABOLIR LA MIGRA-EE.UU. A TOMAR TODAS LAS PLAZAS DEL PAÍS Y PROCLAMAR NUESTRAS DEMANDAS.

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL. POR UN MUNDO SIN MUROS Y SIN FRONTERAS.

LA LUCHA CONTINÚA.

 

Libertad para Abdullah Öcalan Paz para Kurdistam

 

 

Honduras es un país de Centroamérica, que cuenta con más de 9 millones de habitantes. El 15 de septiembre de 1821 declaró su independencia, sin embargo, las cadenas del yugo colonial, siguen pesando sobre sus habitantes.

Desde los primeros días de abril de 2019, inició una jornada nacional de lucha convocada por profesores y médicos agrupados en torno a la Plataforma de Defensa de la Educación y la Salud Pública. Las demandas principales de esta jordana fueron el no a la privatización de la educación y del sector salud, así como la exigencia de la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández (JOH). Las primeras jornadas, acompañadas por bloqueos carreteros, fueron fuertemente reprimidas por el Ejército y la policía hondureños, asesorados además por algunos centenares de militares estadounidenses e israelíes. Desde la primera semana de junio se encuentran apostados por lo menos 1 000 militares de élite de Israel y 300 de los Estados Unidos.

El día 1 de junio, en la comunidad de Guadalupe Caney, de las que cuenta con mayor tradición de lucha, 5 personas fueron heridas de bala y torturadas, al mismo tiempo que el dirigente campesino Adolfo Cruz fue amenazado de muerte y su morada allanada.

Durante la tercera semana de junio, los transportistas y las coordinaciones locales y regionales de “La Plataforma” convocaron a un paro nacional acompañado de piquetes; 13 de los 18 departamentos del país fueron paralizados mediante alrededor de 150 bloqueos carreteros en los que se estima una participación de 30 mil personas, las cuales lograron paralizar el 80% de las vías de comunicación del país caribeño.

Hasta esta semana se cuentan por lo menos 29 heridos de gravedad, 3 personas asesinadas y 41 detenciones. Por su parte, las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional hondureña, se negaron a reprimir al pueblo, realizaron una huelga de fusiles caídos y se mantienen acuartelados hasta el momento. Como respuesta, el gobierno de JOH envió a la Policía Militar para cumplir sus funciones, sumando tan solo durante la noche del 21 de junio, 20 personas heridas y dos asesinadas a sangre fría por los militares. Desde las seis de la mañana del mismo día, vecinos de la zona residencial “Las joyas” reportaron una serie de balaceras tras el arribo de la Policía Militar para intentar reventar la huelga de las Fuerzas Especiales. En el transcurso de estos días, la rebelión policial fue aplacada.

El lunes 24 de junio, la Policía Militaringresó violentamente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, dejando un saldo de 8 estudiantes heridas de bala, en lo que va del mes, ya suman 30 personas heridas de bala en Honduras y 3 asesinadas. Juan Orlando Hernández, uno de los presidentes más odiados en la historia de Honduras, pues se calcula que 9 de cada 10 hondureños quiere que se vaya.

*Ante este panorama:*

-Repudiamos la represión ejercida por la asesina Policía Militar hondureña contra los estudiantes de la UNAH

- Hacemos un llamado a la solidaridad internacionalista con el pueblo hondureño.

- Exigimos la ruptura de relaciones del gobierno mexicano con la narcodictadura de JOH, así como la salida inmediata de las tropas israelíes y estadounidenses de territorio hondureño.

¡En la lucha callejera, vencerá la clase obrera!

Firmamos 30 organizaciones políticas y sociales, medios y luchador@s sociales.

 

La Corriente Juana Azurduy y la Corriente Surcos, organizaciones populares de Argentina, hemos avanzado en el proceso de unidad y síntesis, dando origen a Siembra, movimiento por el feminismo, el socialismo y el buen vivir.

 

Si fuéramos capaces de unirnos, que hermoso y cercano sería el futuro” nos decía el Che en su Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental. No sería la primera vez que una de las frases del Che, muchas veces repetida hasta el hartazgo, parece compleja de llevar a la práctica. Efectivamente, no resulta nada fácil endurecerse sin perder la ternura, ni mucho menos sentir en carne propia cualquier injusticia cometida contra cualquier ser humano en cualquier lugar del planeta. Sin embargo, desde finales del 2017 las organizaciones populares Juana Azurduy y Surcos nos trazamos un camino común y decidimos realizar una apuesta: dejar de hablar de la unidad y ponernos a trabajar realmente en ella, entendiendo que como todo proceso político, la unidad también se construye.

En un contexto de avance del proyecto de despojo, saqueo y explotación de nuestros cuerpos, nuestros trabajos y nuestros territorios, ante el crecimiento del poder de los sectores dominantes amparados en el gobierno neoliberal de Mauricio Macri en la Argentina, la unidad aparece como una tarea de orden estratégico para el campo popular. Una unidad que no solo enfrente, derrote y entierre al proyecto de muerte del neoliberalismo, sino también que nos permita construir hoy ese mañana que soñamos, ese horizonte de los pueblos.

Somos trabajadorxs, estudiantes, migrantes, artistas, quinterxs, villerxs, comunicadorxs, docentes, jóvenes y niñxs, que formamos parte de una nueva generación de izquierda. Una izquierda que mueve y conmueve, que construye desde los afectos y las luchas. Creemos fervientemente en la potencia del movimiento feminista, de las organizaciones populares, de la clase trabajadora y de las comunidades indígenas campesinas.

En ese sentido, sabemos que es posible construir una sociedad en la que comer, vestirse, tener un techo, tiempo de disfrute y trabajar dignamente, sean derechos y no privilegios. Donde la abundancia deje de ser para unes pocxs y pase a ser de las mayorías. Estamos convencidxs que la vida no puede quedar a la suerte del mercado y del mérito personal. La política debe ser para nosotres y para hacer de ese sueño una realidad, hay que construir un nuevo poder. Un poder hacer y un poder decir, un poder que derribe y construya. Ante su proyecto de muerte estamos creando un poder que siembre vida. Un poder popular, comunitario y feminista.

Es por eso que la Corriente Popular Juana Azurduy y la Corriente Surcos damos nacimiento a un nuevo movimiento popular, para sembrar feminismo, socialismo y buen vivir, para cosechar revolución. Damos nacimiento al Movimiento Siembra, para cambiar todo lo que tiene que ser cambiado y para luchar hasta que todo sea como lo soñamos.