Dentro de la lucha por la defensa del territorio en la Cuenca del Valle de México en contra del proyecto de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el esfuerzo organizativo horizontal, no partidista y anti-capitalista de la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura de la que emana el Frente Amplio No Partidista en contra del Nuevo Aeropuerto y otros Megaproyectos en la Cuenca del Valle de México y que como Pueblo Nahua del Valle de México es integrante del Congreso Nacional Indígena (CNI), ha insistido en visibilizar e informar a la población la ilegalidad y las muy graves e irreversibles afectaciones que a nivel regional, nacional y mundial conlleva la construcción en el Lago de

 

Entre las recientes producciones que lanza una plataforma de películas por internet, hay una  película de reciente factura (War Machine, 2017) con Brad Pitt, quien protagoniza a un carismático general norteamericano durante una de las (tantas) invasiones a Afganistán, en tiempos de Obama. La película, en tono caricaturesco, narra el ascenso y la caída del oficial quien es llamado a ganar una guerra que ya estaba perdida. ¿La razón? La misma película se encarga de demostrarlo: Toda guerra de ocupación está condenada a la derrota. Así, la historia se desarrolla entre enemigos invisibles, la compra de líderes locales, masacres de civiles que se encuentran en el lugar equivocado, e informantes que atienden dócilmente al llamado del general ¿El resultado? La bochornosa y repentina salida del general para ser sustituido por otro oficial de rostro mal encarado, y pisadas sonoras que retumban por el corredor. Así termina la película, sugiriendo entre la burla y la crítica, una estrategia fallida por liberar a los países pobres de los tiranos que los gobiernan.