Imprimir

Por Mario Hernandez

24/05/2021 América Latina y Caribe

Fuentes: Rebelión

M.H.: Estoy sorprendido porque Vargas Llosa ha sacado una declaración de apoyo a Keiko Fujimori, para evitar que el comunismo triunfe en Perú. Como ex diputado constituyente y ex senador del Perú en los 80 ¿qué reflexión te merece esta declaración de Mario Vargas Llosa?

R.N.: A Vargas Llosa Fujimori le quitó la nacionalidad, porque en la contienda electoral Fujimori lo derrotó a Vargas Llosa en 1989 cuando se presentó como candidato de un frente de derecha. A partir de ahí fue un exiliado del país y enemigo furibundo del fujimorismo, lo denunció en todos los foros mundiales, por algo real, un gobierno totalitario, corrupto y además casi genocida. 

No muta hacia izquierda, sino en su propio terreno presentándonos acontecimientos terribles, como el apoyo a la invasión a Irak, la justificación del golpe a Evo y ahora esto que está en su línea. Más todavía porque Perú es su país. Como maneja los instrumentos de su oposición ideológica y como de ética tiene cero, o sea, es un miserable, a la hija de su viejo enemigo, que es tan corrupta como él y cómplice de su padre, dice que la va a apoyar para evitar que llegue el comunismo al país. 

En síntesis esa es la actitud de este Premio Nobel que tiene una posición política miserable. El hecho real es que no solamente él, ya la campaña electoral de todos los medios de prensa, que curiosamente apoyaron a Castillo cuando empezó el proceso electoral y tenía 2 o 3% de votos, pero como le temían que la reformista de centro izquierda, Verónika Mendoza, saliera segunda o primera, apoyaron a Castillo y le hicieron propaganda como maestro, un hombre del pueblo, con una moral muy alta; les salió al revés porque terminó ganando la primera vuelta y ahora se encuentran en la situación que Castillo tiene la posibilidad de ser Presidente de la República. Ya empezó entonces la campaña como todos conocemos, comunismo, anti comunista, "hay que evitar el marxismo", "llega Sendero Luminoso", chavismo, etc.

M.H.: ¿Quién es Pedro Castillo?

R.N.: Es un maestro rural de origen andino, de la región de Cajamarca en el norte del país. Maestro rural pero tiene una significación que va más allá, porque ha sido dirigente de los maestros en el país, que son casi 400.000. Los maestros están en todo el Perú, la mayoría son sumergidos, pobres y marginales. Una gran cantidad de ellos le han hecho la campaña electoral, le han sustituido la falta de partido político. Entonces, este profesor que tiene buena imagen, todo el mundo dice que es confiable, relativamente culto, de origen andino y ha emergido a la vida política del país. 

Es larga la explicación, porque si Castillo ha surgido en las condiciones que yo relato es porque alguna condición favorable, objetiva, social e histórica lo ha hecho posible. Yo lo sintetizo diciendo que los sectores populares, que no se expresaron nunca, que siempre fueron la parte marginada, que como siempre he dicho en las entrevistas, un 60% de la población es pobre y marginal, y la estratificación hacia abajo en todos esos sectores es grande, se han querido apoderar de él, pero se han apoderado de una figura que es símil, un maestro indígena, que los representa después de haber pasado todo los que los han engañado, "el maestro" resulta una figura de ellos. 

M.H.: El interior peruano contra la costa.

R.N.: Claro, porque Cajamarca es una provincia serrana, además él es casi indígena. Esto tiene una significación parecida a Bolivia en ciertos aspectos. Por eso digo que es muy difícil que en una sola entrevista pueda sintetizar todos los aspectos que se han conjugado para que un sector importante de la población, casi un tercio, busque emerger a la vida política, casi una manifestación de protesta frente a las condiciones en que viven ahora, agravado por la miseria, ya ni hablar de la miseria secular del país y se han apoderado de él. 

Él es la figura más parecida a ellos, no es ni siquiera una figura forzada, es una figura real. Y ahora la derecha se encuentra con que este Castillo, profesor humilde, no es cualquier cosa, porque tiene atrás un 30/40% de la población. Hay un problema social y de clase ahí, en las condiciones particulares del país que ahora emergen en la vida política a través de él. La campaña va a ser furibunda en su contra, lo acusarán de comunista, marxista, etc., para impedir que el hombre gane. En un momento le había sacado casi el 20% de ventaja en las encuestas a Keiko. Ahora parece que la diferencia sería menor.

M.H.: ¿Una emergencia nuevamente de la izquierda peruana?

R.N.: No es la izquierda peruana. En Perú no hay una izquierda orgánica como antes. Así como han desaparecido los partidos políticos burgueses, también la izquierda, a partir del fenómeno de Sendero Luminoso, la derecha aprovechó su derrota para pasar a la ofensiva produciendo un retroceso político importante. 

La Izquierda Unida, que llegó a la alcaldía en Lima, tuvieron intendencias y casi pudieron tener un presidente de la república desaparecieron. Los trotskistas son ultra marginales. Por esto, izquierda marxista o socialista no existe, son grupos minúsculos que electoralmente no tienen expresión. 

Cuando hablamos de izquierda hay que tener cuidado, hay algo abusivo en la literatura que se nos ofrece, llaman "izquierda" a la izquierda capitalista, que se expresa a través de corrientes reformistas o nacionalistas. La izquierda reformista, la izquierda intra-sistema es la izquierda del sistema, podría ser el peronismo, los reformistas, los gobiernos llamados populistas. Pero la izquierda marxista ha quedado marginada. O sea que las masas se expresan no por la izquierda marxista o socialista, la izquierda anticapitalista, sino a través de la izquierda burguesa, los movimientos nacionalistas y los reformistas. 

M.H.: ¿Qué expresa Pedro Castillo?

R.N.: No ha tenido una militancia política, sino gremial y sindical en el poderoso gremio de maestros que se llama SUTEP, que tiene una influencia maoísta desde hace décadas. Es un maestro que no tenía presencia o vida política importante, muy marginal. El hecho notable de cómo emerge no tiene tanto que ver con su figura, porque hay que comprender que los sectores populares que surgen a la vida política en las condiciones particulares del país se han expresado a través de él. 

Lo que tenemos que ver es su comportamiento respecto de este mandato que le están dando sectores ultra marginales como todo el mundo lo define ya en los diarios, son los sectores provincianos marginales, campesinos, artesanos, es decir, los sectores postergados sobre todo de las provincias, porque en las encuestas se puede ver que Keiko ganaría fácilmente en la capital y en algunas ciudades importantes y todo el resto del país es para Pedro Castillo. Todo el resto del país abandonado socialmente y marginal. 

El problema es que con este mandato, con esta fuerza, qué va a hacer él. Porque Vargas Llosa ya lo anunció, va a formar un frente internacional para advertir al imperio que hay que intervenir porque estos locos comunistas van a meter una cuña para apoyar el populismo en América Latina. 

Entonces, el problema peruano se convierte en un eslabón del problema internacional y de las condiciones de nuestro país por la presión imperialista, es igual o peor el que viene que el que se fue. Por eso la candidatura de Castillo tiene una alta connotación en América Latina entera. Porque si ganara él, obviamente van a impedir que gobierne. Ya lo está anunciando el monstruo de Vargas Llosa pidiendo armar un frente para salvar la democracia, el capitalismo y el liberalismo salvaje contra la insurrección ya no de una candidatura de centro izquierda, sino la candidatura de Sendero Luminoso, o sea, de una insurrección salvaje anticapitalista y antidemocrática. Esa polarización ya comenzó en el país. 

Todos los factores de poder se están alineando en contra de su candidatura. Qué va a hacer él en este momento no sabemos. Pero sé que está buscando aliados en las fuerzas sociales, ya dijo que no va a pactar con los partidos políticos que son casi inexistentes, sino con lo que expresan los partidos políticos, o sea, con las bases sociales. Llegó a un acuerdo con Verónika Mendoza, aunque tiene disidencias importantes con ella, obviamente no le queda otra cosa a esa fuerza que apoyarlo porque la polarización la obliga. Y él está buscando apoyo sindical, apoyo campesino, de las fuerzas populares, los sectores sociales, todo aquél que tiene una beligerancia y algo para decir contra el sistema de dominación actual. Esto es hasta este momento. 

Ha sacado ventaja a Keiko y tiene una ventaja adicional, que ella está encausada por acusaciones de desfalco, lavado de dinero y es una mala candidata. Este cholito, con su sombrero es muy inteligente y tiene un discurso muy popular y muy jalador; ella es un personaje menor que se apoyó únicamente en las fuerzas que sembró su padre y en lo que dejó Fujimori como herencia, los 20/30.000 millones de dólares que se robó. Por eso desde el punto de vista de la competencia de los dos candidatos, Pedro Castillo le saca una ventaja enorme a ella en imagen.

M.H.: Aparte Keiko puede ir presa.

R.N.: Ella se presentó para no ir presa, porque estaba por salir una resolución que la metía presa de nuevo, pero ahora se salva por la candidatura. Iría presa después si es presidenta. 

M.H.: Sería el sexto presidente preso.

R.N.: El séptimo, porque en Perú ya hay siete presidentes que probadamente han estafado al Estado y se han enriquecido a costa del país lo cual es un campeonato mundial ganado.

M.H.: Y un 17 de abril de hace unos años atrás se suicida Alan García.

R.N.: Sí. Cuando visitó la Argentina en los 80 lo recibieron como si tuviera una posición antiimperialista porque decía que no había que pagar la deuda externa. Ese mismo tipo al año siguiente ya era liberal y había capitulado ante las fuerzas burguesas abandonando todo su programa inicial, lo que el APRA sostenía como movimiento nacionalista de izquierda y terminó como un régimen integrado al sistema por derecha. Y él contribuyó a la muerte de ese partido que había cubierto 70 años de la historia del país. 

Hay muchas cosas que decir que no se pueden resolver por la especificidad de los países. Pero yo me pasé todo el tiempo en tus entrevistas avisándote que el país tenía el 60% de marginalidad, el 20% de pobres sin solución, que la marginalidad es absoluta.

M.H.: Que son los que se han expresado electoralmente apoyando a Castillo.

R.N.: El sector más activo y politizado y ahora con la agresión que le produce el coronavirus y la imposibilidad que tiene el gobierno de dar asistencia a esos sectores, se han apoderado de este maestro rural. ¡Qué lindo ejemplo! Es superior a la forma Evo Morales que tuvo una tradición de lucha, éste no, ha emergido de la nada, entonces las masas se apoderaron de alguien igual a ellos. 

Y este hombre va a conducir un proceso social, que tenemos los datos en relación de la emergencia social, que puede ser radical, que va a imponer una polarización feroz en el país y que el destino del llamado progresismo y la realidad de muchos países se va a jugar antes que en Brasil con Lula, ahora, en este ring que es esta pelea entre Fujimori y Pedro Castillo, por los elementos que se han conjugado en esta coyuntura histórica, de una naturaleza casi poética, un hombrecito andino puede ser Presidente de la República, algo superior en la forma que Evo Morales.

Bolivia: el país real está surgiendo ahora con sus problemas

M.H.: Y hablando de Evo, ha hablado de una corriente antievista y contra los renovadores que según él están en el gobierno, acusa a Eva Copa de traidora y Copa le responde "no mienta y presente pruebas". La elección a gobernadores en Bolivia ha generado una crisis al interior del MAS.

R.N.: Pero, otra vez el problema es más profundo que eso. Yo no tengo la síntesis para verter todo lo que hay que decir, pero voy a apuntar a que nadie ha ido tan lejos como Evo Morales y el MAS en cuanto a una posición de defensa de los intereses del país, en el terreno capitalista. 

Por la elección histórica en Bolivia, Brasil, Argentina, en cualquier lado si en la pelea no noqueás a tu adversario te jodiste, porque en cuanto se rehace te va a golpear. Y la realidad de América Latina, y lo mismo sucede en Bolivia, es que a pesar de todas las medidas, del rescate del gas y el petróleo, no les dio el golpe final a las fuerzas reaccionarias que en Bolivia son casi salvajes. 

Los medios de prensa existían, el capital en su forma salvaje existía, los partidos también, las fuerzas secesionistas del oriente existían, el secesionismo regional existía y el MAS no pudo atacar eso a fondo por las limitaciones de su programa. 

Pero hay algo más que es un problema a estudiar, un movimiento como el MAS, policlasista y etnográfico, por más que tenga la posibilidad de expresarse social y políticamente tiene que ser evaluado en el momento en que esas fuerzas que emergen desde abajo mismo, sobre todo las fuerzas de origen campesino, y tienen que gobernar, no gobiernan su Estado por más que la Constitución diga que es un Estado plurinacional, porque no ha habido transformaciones profundas en ese sentido. 

Y el MAS ha pagado la cuota de corrupciones, deformaciones y el bloque le pasa la factura de casi 14 años de gobierno donde un movimiento de ese tipo tenía que descomponerse. Cuando ocurre la posibilidad de ver quién reemplazaría a Evo en la medida que se vio imposibilitado de ser candidato y se escogió a Arce, éste es el sector moderado del MAS, un intelectual, muchos sectores que habían peleado en la resistencia, los más radicalizados, estuvieron en contra de él antes, ya hubo diferencias, tuvo que ir Evo a Bolivia para componer la situación. 

Hay disidencias internas importantes en Bolivia, y un balance general del MAS no se ha hecho todavía. García Linera, que es un intelectual, cuenta cosas del ámbito cultural, es lindo hablando correctamente de cosas de la crítica histórica y cómo puede ser el devenir de la sociedad desde el punto de vista universitario, él ha sido vicepresidente, pero el país real está surgiendo ahora con sus problemas. 

Y otro tema central es que la democracia es una mierda en los países atrasados, es mentira que hay una democracia con instituciones sólidas. La democracia se ha degenerado en la medida que se degenera la sociedad capitalista. Y como la sociedad capitalista se degenera mucho más por abajo en los sectores marginales, o sea, los sectores oprimidos, es una falsa democracia. 

Por eso se habla de democracia protegida, democracia autoritaria, democracia limitada. Y nosotros nunca hemos tenido un ejercicio democrático como el que describen los libros de los países europeos. De tal manera que el escenario, el ring de la batalla progresista, es que ellos van a un sector adversario, van a una casa incendiada, no es su terreno. 

Las masas votan por ellos teniendo ilusiones en estos sectores populares, pero estos sectores van a dirimir en la casa del enemigo; la democracia nuestra es el terreno del enemigo de clase, el enemigo de las fuerzas populares. Hoy es un enemigo a histórico, como lo demuestra Vargas Llosa incluso. Entonces todos van a competir en el terreno del adversario que tiene todos los instrumentos de poder. Factores de poder que son suyos, FF AA, burocracia, pero lo peor de todo es lo que decía Mariátegui de la cultura, porque la gente está infectada de los valores culturales, la ciudad capitalista, por siglos, entonces no es fácil trastocar eso. 

Y va a ese terreno, casi con ilusiones deportivas. Y esa es la definición de estas batallas que se dan en Perú, Ecuador, Bolivia y otros países. Se dirimen en el terreno enemigo y todas repiten casi lo mismo con la especificidad de cada uno. 

Durán Barba que asesoró a Lasso hasta último momento, acertó en todo, porque dijo "vamos a ganar por el 5%" y así fue. Él, dada la experiencia que tiene en la tramoya, porque toda la estructura del poder está signada para que la representación de la clase enemiga del pueblo sea la que pueda determinar todo. 

Vamos a un ring donde un mosca compite con un peso pesado y si el mosca no tiene posibilidades de cortarle los huevos al enemigo, el peso pesado te va a pasar la factura. Esa es la caricatura grotesca que yo hago del problema, porque los llamados "demócratas, nacionalistas, progresistas, reformistas o populistas" en América Latina tienen el problema final de que reivindican una democracia que no existe como tal, y esa democracia que es de las fuerzas oligarcas, le pasa la factura en cada terreno, incluso en el electoral.

Categoría: Análisis
Visto: 78