Imprimir

 

Soy Gabriela Vega-Téllez co-fundadora de la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura, esfuerzo horizontal, absolutamente no partidista y anticapitalista, miembro del Congreso Nacional Indígena, desde el cual luchamos para contrarrestar los efectos nocivos de la aviación en la Cuenca de México, el resto del país y el planeta; y en contra de megaproyectos de muerte como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la Autopista Tuxpan-México y el Parque Urbano mal llamado ecológico en el Lago de Texcoco.

Agradezco la invitación y la oportunidad de dirigirme a quienes hoy 21 de diciembre de 2020 se han dado cita en el zócalo de la Ciudad de Oaxaca- México, para conmemorar el 41 aniversario de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que en su trayectoria de lucha ha hecho frente a cacicazgos, malos gobiernos y al sistema, y dentro de la cual las Escuelas Normales Rurales han tenido un lugar preponderante.
En palabras de nuestro compañero Heriberto Salas Amac, sindicalista de la extinta Sosa "Texcoco y Concejal del Congreso Nacional Indígena por el Pueblo Nahua del Valle de México no hace mucho fallecido victima de COVID: “NO SON LO MISMO, LAS BASES QUE LOS DIRIGENTES”, de ahí que me honre participar en este acto de Oaxaca Capital, desde donde la CNTE también está denunciando los atropellos del actual gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador y evidenciando a los dirigentes que traicionando a sus bases prefirieron estar hoy en Palacio Nacional.
Si en la institución encargada de la educación de este país se ha puesto a alguien como Delfina Gómez Álvarez que denigra a la mujer texcocana que lucha y que como presidenta municipal -a espaldas del pueblo- fue capaz de firmar contrato con la inmobiliaria ARA para: 1.- Autorizar la construcción de la Unidad Habitacional San Javier sobre tierras de cultivo del Rancho Santiaguito 2.- Hacer pasar el espacio verde obligatorio para la empresa por una supuesta Nueva Alameda 3.- Y el ocultamiento de esta información a la población por 5 años; ésto nos demuestra el nivel de degradación, corrupción y complicidad al que han llegado los gobiernos dentro de un sistema que nos fue impuesto hace más de 500 años.
El llamado a los pueblos y a todos los sectores de la población sigue siendo a organizamos desde nuestros lugares, a nuestros tiempos, a nuestros modos y con nuestra gente; a coordinarnos y solidarizarnos, teniendo presente nuestro origen ancestral y en la AUTONOMÍA EN LOS HECHOS de los Zapatistas, un ejemplo.

¡Alto a la escalada de militarización en México! ¡No nos rendimos, no nos vendemos, no claudicamos!.
Tlazokamati miac,.
¡Ometéotl!.

Categoría: La Unidad en La Lucha
Visto: 140