Imprimir

Cuarto Boletín Informativo (Es trabajo formativo de  los comités y asambleas comunitarias)
 
En Coronango se ubicaba el Manantial conocido como "Almolón Chico" que regaba cultivos de los barrios de San Antonio y Cuapilco, el cual empezó a bajar su nivel cuando perforaron pozos profundos para suministrar de agua en grandes cantidades a la empresa Hylsa y también debido a que hicieron más profundas las zanjas para desviar las aguas contaminadas que producía esta empresa. Este manantial dejó de suministrar agua al campo en el momento en que empezó a funcionar esta industria.

En los linderos de Tlaltenango y Coronango se localizaba el "Amolón Grande", este gran manantial alimentaba a nuestro "Rio Prieto", esta agua se desviaba a través de canales y se aprovechaba para regar cultivos de Zoquiapan, Coronango y Santa Bárbara Almoloya; otra utilidad era dar energía a los sistemas mecánicos de la industria textil de San Diego. Desgraciadamente, se agotó el agua cuando hicieron pozos profundos en Xoxtla y Ocotlán para abastecer de agua a la Ciudad de Puebla (y a la zona industrial), esto sucedió en los tiempos en que Manuel Bartlet Díaz era gobernador.
La Hylsa al inicio de su funcionamiento empezó a contaminar sin control, al grado de que una nube gris se extendía a varios kilómetros de sus alrededores, contaminando el aire y la tierra, y en los años posteriores los árboles frutales (las puntas) empezaron a secarse, la producción frutícola, empezó a bajar hasta desaparecer.
El ganado en la población de Mihuacan perdió peso ocasionando pérdidas a los pequeños productores. El agua del "Rio Prieto" era limpia y pura, había peces, ranas, acociles y otros animales acuáticos, pero, cuando la Hylsa empezó a arrojar sus aguas contaminadas acabó con la fauna que existía en aquel entonces.
Desde hace varios años la Ciudad de Puebla, las empresas, nacionales y trasnacionales se están robando y privatizando el agua de las comunidades cercanas. Ocotlán, junta auxiliar de Coronango, Xoxtla, Nealtican, etc, son ejemplos del saqueo irracional del vital líquido. Se tiene planeado construir 40 mil viviendas en Coronango lo que quintuplicaría nuestra población y se necesitan casi 13 millones de litros diarios adicionales para consumo doméstico, a esto, debemos sumar el consumo de agua de las nuevas industrias que se instalaran, para dar trabajo a nuestros vecinos.
La expansión desordenada de la mancha urbana de la Ciudad de Puebla (que ya abarca varios municipios de sus alrededores), el impulso de negocios inmobiliarios y sin planeación sustentable del gobierno estatal, traerá como consecuencia, el agotamiento de las reservas forestales, perdida suelos de alta producción agrícola y el agotamiento de las pocas reservas de agua. En nuestro municipio se está agotando el agua en la Colonia "Las Barrancas" y, en la parte alta de Ocotlán, ya no hay agua. Esto nos conducirá en un futuro cercano a sufrir de sed y hambre, ya que los mantos freáticos se acabarán y la producción de alimentos será escasa. ¿Este será el futuro que heredaremos a nuestros hijos y nietos? ¿Este es el progreso que queremos?
No hay control sobre el uso irracional del agua que las industrias del país como la Hylsa consumen y contaminan con sus desechos los drenajes, ríos y lagos, cuya agua usan los campesinos para regar las verduras que consumimos. Esta agua contaminada contiene materia fecal, solventes, detergentes, gasolina, pintura, compuestos químicos, metales pesados y otras sustancias cancerígenas que contaminan los mantos freáticos haciéndola no potable para el consumo humano.
¡El agua y la Tierra son Vida! ¡Defendámoslas!
 
Comisión por la Defensa del Agua y la Tierra de Coronango
 
AGRADEZCO A USTEDES POR VENIR A CORONANGO, Y LES VOY A CONTAR:  TENGO MI TERRENO COMO HERENCIA DE MI ABUELO Y DE MI PADRE. DIOS NOS DIO LA FORTUNA DE QUE TIENE UN AMEYAL. CON ESA AGUA MI ABUELO Y LUEGO MI PADRE DECIDIERON QUE ERA AGUA PARA LOS DEL PUEBLO QUE LA NECESITARAN. DE AHÍ HAN TOMADO AGUA, DE AHÏ LE DIERON A  SUS ANIMALES Y AHI SE HICIERON UNOS LAVADEROS QUE HAN BENEFICIADO A LOS VECINOS. YO SOLO PREGUNTO: ¿CÓMO ES POSIBLE QUE ALGUIEN VENGA A DECIR QUE VENDA ESA AGUA QUE ESTÁ EN LA PARCELA, SI YA NO SOLO ES MIA, ES DE LA COMUNIDAD. ¡EL AGUA ES NUESTRA Y NO SE VENDE!
 
Palabras de un miembro del comité comunitario en defensa del agua de Coronango en el Foro de los pueblos en contra de la privatización del agua, PUCPA, marzo de 2017.

Categoría: El Zenzontle
Visto: 1345